Loading...
La Iglesia en México2018-12-04T22:52:46+00:00

Santificación

Por Su Santidad Shenouda III + en el 2007

Debido al interés de egipcios y mexicanos en la Iglesia Ortodoxa, el Papa Shenouda III envió al Padre Mikhail Eduard para que celebrara misa en julio del 2001. Poco después, en octubre de ese año, se adquirió un terreno en Tlayacapan.

El 11 de Julio de 2002, Su Santidad Shenouda III anunció públicamente en la Catedral de San Marcos de El Cairo, que con capital propio se estaba construyendo la primera iglesia en México.

El 12 de Septiembre de 2002, el padre Mikhail Eduard regresó para celebrar la primera misa en el terreno de la Iglesia.

El 25 de Febrero de 2003 se reconoció formalmente a la Iglesia en el Diario Oficial de la Federación.

El 11 de Junio del mismo año, el Padre Mikhail Eduard recibió el registro legal de manos del Subsecretario de Gobernación y Asuntos Religiosos en la capital del país.

¿Cómo llegar a nuestra iglesia? Es fácil llegar desde la CDMX, Chalco o Cuernavaca.

Ubicación

Horarios de la misa y calendario de próximos eventos.

Horarios

Fiestas y eventos de nuestra Iglesia de Tlayacapan.

Eventos

Eventos de la Comunidad

Galería de Festividades en Tlayacapan

Misión ortodoxa en Tapachula. El Soconusco y Chiapas.

Tapachula

Familias ortodoxas en Chihuahua y Guadalajara.

Guadalajara

Familias ortodoxas en la región de los Tuxtlas. Estado de Veracruz.

Veracruz

Iglesia de Tlayacapan

Santa María y San Marcos

Tlayacapan, se encuentra ubicado en el estado de Morelos.

El pueblo está a solo 10 minutos de Oaxtepec y nada lejos de la Ciudad de México.

Esta rodeado por diversos cerros, por lo que su clima es agradable durante todo el año.

En éste lugar se celebran muchas fiestas y danzas tradicionales como la del chinelo.

De hecho, esta figura es símbolo de Morelos y tuvo su origen en Tlayacapan.

Tlayacapan cuenta con denominacion de “Pueblo Mágico” y es conocido por su cerámica de barro vidriado.

Existen artesanías llenas de colorido, con macetas, ollas, vajillas, jarros y comales.

“Aún estando en la cruz, el no se escondió de la vista de nadie. Por el contrario, quiso que la Creación fuese testigo de la presencia de su Creador.”
San Atanasio
Si alguien se negara a creer que la Santa Virgen es la Madre de Dios, esa persona sería un completo extraño a los ojos de la Trinidad.
San Gregorio Nacianceno