Católicos y Ortodoxos

Tanto las Iglesias Ortodoxas y la Iglesia Católica comparten esencialmente la misma fe en relación a la Trinidad, la Divinidad de Cristo, la Virgen María, la Comunión de los Santos, los Sacramentos y la Santa Misa.

Todas parten de la misma base doctrinal, ya que fueron fundadas por los Apóstoles. Sin embargo, a diferencia del Catolicismo Romano, la Iglesia Ortodoxa ha conservado las formas mas antiguas conforme a la doctrina original y ritos apostólicos mas puros y antiguos.

La primera gran división en la Iglesia Universal se presentó en el año 451, cuando el Emperador Griego Ortodoxo de Bizancio solicitó al Papa de la Iglesia Católica Romana que convocara a un Concilio en la ciudad de Calcedonia.

La convocatoria pretendía resolver una controversia sobre cómo definir la Naturaleza de Cristo. No obstante, el Concilio encubría el fin político de someter a los Patriarcados Orientales a la cultura griega de Bizancio.

El Cisma de Calcedonia

Las fórmulas del Concilio de Calcedonia fueron aceptadas por los cristianos occidentales (católicos romanos) y por los griegos que en ese tiempo dominaban el mundo oriental. Sin embargo, fueron rechazadas por los pueblos nativos de la región que no pertenecian a la raza y cultura europeas.

A partir de ese momento, las Iglesias Orientales se resistieron al dominio bizantino, que impuso el rito griego a todos los que aceptaron el concilio. Sin embargo, siglos después los griegos fueron expulsados por los árabes musulmanes, que hasta hoy controlan Egipto y el Medio Oriente.

La Comunión de Iglesias Ortodoxas Orientales la integran actualmente la Iglesia Copta de Alejandría (de la cual se desprendieron las Iglesias de Etiopía y Eritrea), la Siriaca de Antioquía (de la cual se desprendieron las Iglesias de la India o Malankares) y la Iglesia Armenia Apostólica.

En el año 1054 cuando los árabes ya dominaban el Medio Oriente, otro conflicto político provocó una ruptura entre el Catolicismo Romano y la Iglesia Griega de Constantinopla.

Esta separación vino a complicar aún más las cosas entre los cristianos, pues mientras los católicos reclamaban su supremacía en el occidente, los griegos hacían los propio en el Oriente.

Muchas de las disputas entre ortodoxos orientales, ortodoxos bizantinos y católicos romanos, surgieron por conflictos políticos o culturales mas que por diferencias sustanciales de doctrina.

Es por eso que en la actualidad se han llegado a importantes acuerdos destinados a restaurar el diálogo y la unidad.

2018-11-27T23:11:54+00:00